Todt pide discreción y paciencia ante los problemas de la F1

En medio de la búsqueda de soluciones para atraer a los aficionados, Jean Todt ha pedido que los 'trapos sucios' de la Fórmula 1 no se aireen en público, para evitar así dañar la imagen del deporte y frenar la promoción que de él se intenta hacer.

Bernie Ecclestone ha sido una de las voces más críticas de la nueva Fórmula 1, y no ha tenido reparos en mostrar abiertamente su descontento con la competición actual en lo referido al sonido de los motores, la potencia y complejidad de las unidades de potencia V6 turbo híbridas y la falta de lucha en pista.

En los últimos meses, las altas esferas de la competición han estado devanándose los sesos en busca de la clave que haga que la F1 recupere el interés de los aficionados, sin embargo, las quejas no paran de sucederse; muchas veces desde dentro de un seno de la F1 al que Todt pide más discreción.

"Hago algunas comparaciones y digo, es como si George Lucas hiciera una nueva película y dijera: 'mi nueva película es una mierda'. En mi vida he visto eso. He estado dentro de decisiones fuertes y todo ello con gente que tiene bastante crédito, e hicieron algo que no estaba al nivel de las expectativas, pero después lo asumieron de forma interna".

"En Fórmula 1, y tengo que decir que es un poco específico del mundo de la F1, a veces resulta una autodestrucción. Tengo mi método. De alguna manera, tengo muchos puntos negativos, pero nunca me habéis visto criticar a alguien específicamente o al conjunto. ¿Podemos hacerlo mejor? Claramente lo podemos hacer mejor. ¿Deberíamos hacerlo mejor? Sí, pero deberíamos gestionarlo de forma interna".

En este sentido, el francés también ha dado un toque de atención a la prensa, asegurando que publicar contenidos críticos contra la F1 va en contra de los intereses del deporte y propios de cada medio. "Incluso en los medios de comunicación porque, al final del día, hablar de forma positiva sobre la F1 es el interés de los medios para poder ganar lectores y conseguir el interés de la gente", ha concluido.