Renault comienza con el pie izquierdo la pre temporada 2016 de F1

37 giros el primer día, 42 el segundo. Jolyon Palmer no ha tenido el mejor inicio como piloto de Fórmula 1 y Renault está sufriendo lo indecible con un motor que en su tercer año de desarrollo sigue sin estar a la altura del prestigio de la marca. Tras problemas son el software ayer, hoy ha sido el motor al completo el que ha fallado, provocando una espesa humareda en el circuito.

“Fue un problema de motor, hay que cambiarlo. Al menos dimos varias vueltas, más relevantes que las de ayer, pero 79 vueltas no es lo ideal para la primera mitad de mi pretemporada, así que necesito mucho más la semana que viene”.

Palmer se mostró frustrado por la rotura, ya que hasta ese momento, todo iba perfectamente. “Hoy en realidad no tuvimos problemas, hasta que de repente llegó uno grande. Todo estaba yendo bien, es una pena. Espero que podamos solucionarlo y que Kevin pueda sumar más vueltas en los próximos dos días”, terminó diciendo el piloto debutante de Renault.