Para Félix Da Costa la F1 debería tener algún factor de peligro

La seguridad en la Fórmula 1 es un tema que nunca pasa de moda, y cuyo debate siempre está sobre la mesa. En los últimos tiempos, el protagonismo se lo lleva la posibilidad de implantar cabinas cerradas en los monoplazas para proteger las cabezas de los pilotos en accidentes. Si aún no se ha hecho realidad es porque no solo tiene ventajas y, de hecho, no solo cuenta con opiniones favorables. En cualquier caso, algo de lo que se alegra todo el mundo es de que la máxima categoría del motor sea cada vez un deporte más seguro. Sin embargo hay quien cree que esa seguridad, aunque positiva, es excesiva, y que la Fórmula 1 pierde algo de encanto sin el riesgo que suponía en otras épocas subirse al coche.

En esa línea opina Antonio Felix da Costa, ex piloto del programa de jóvenes promesas de Red Bull y actualmente en Fórmula E. El portugués se alegra de que las desgracias sean menos en la actualidad, pero opina que falta algo: "Es bueno que todo sea mucho más seguro hoy en día, casi no tenemos muertes y ese es un gran logro. Pero, como piloto, creo que debe haber un elemento de riesgo. Sé que quizás no sea justo decirlo, pero es un deporte muy peligroso y por eso hay alrededor de 20 pilotos en la parrilla y no 100.000. Tenemos que mantener eso", declaró en una entrevista para Motorsport. No obstante, se posiciona favorable a introducir novedades: "Todo en Fórmula 1 estará en dos, tres o cuatro años en el resto de categorías, así que la idea principal es que sirva de ejemplo para las otras competiciones".

Sin embargo, centrándose en los cockpits cerrados, y aunque lo ve positivo, no piensa que sea lo correcto: "¿Son más seguros? Sí, pero al final, ¿cuánto tiempo han estado en Fórmula 1? Me hubiese gustado vivir en los 80 y los 90. Todo era mucho más simple, no había tanta política. Era mucho más 'piloto, coge tu coche y ve'". En el otro lado se encuentra Lucas di Grassi, otro ex de este deporte y ahora piloto de Fórmula E: "Lo ideal sería que las cabinas estuvieran cerradas como lo están en los coches prototipo. Es la mejor solución para la aerodinámica y la seguridad de los pilotos".