Nuevo sistema de clasificación para la temporada 2016 de F1 aprobado

Los jefes de equipo, así como los mandatarios de la Fórmula 1, se han reunido en Ginebra, según recoge Motorsport, para acordar nuevas medidas a introducir en este deporte. Una de ellas es la de modificar la actual clasificación, en lo que los equipos han acordado un nuevo formato tras horas de debate. Han alcanzado un preacuerdo que aún debe ser aprobado por el Consejo Mundial del Motor (que se reúne en París el próximo 4 de marzo), pero han dado a conocer, como informa Motorsport, cuál sería el nuevo sistema, que entraría en el reglamento este mismo 2016:

Q1

De 16 minutos de duración. Empiezan los 22 pilotos, y a los siete minutos se elimina el coche con el peor tiempo. Quedan 21 coches. Un minuto y medio después se elimina otro, al minuto y medio siguiente otro, y así sucesivamente hasta que pasen los 16 minutos, en los que habrá siete eliminados.

Q2

De 15 minutos de duración, con los 15 pilotos que pasen de Q1. Tras seis minutos, el más lento quedará eliminado, restando 14 coches en pista. Cuando pase un minuto y medio, se eliminará al que tenga el peor tiempo en ese instante, y al siguiente minuto y medio a otro, y así hasta que al final de los 15 minutos sean siete los eliminados. Pasan ocho a la ronda definitiva.

Q3

Los ocho pilotos que se mantengan en clasificación dispondrán de 14 minutos de ronda final. A los cinco minutos, el que tenga el peor tiempo será eliminado. Quedarán siete coches y 9 minutos. El siguiente minuto y medio se eliminará otro, y luego otro, y así hasta que solo queden dos pilotos que, en el último minuto y medio de sesión, se jugarán la pole y el segundo puesto.

Este sistema busca que en ningún momento se vea la pista vacía con todos los coches ahorrando neumáticos y esperando a los minutos finales para salir a pista. Además, han estudiado un sistema de lastre en el cual se añadiría tiempo extra al tiempo logrado en clasificación por cada piloto dependiendo de su posición en el campeonato. Según Motorsport, no se ha alcanzado unanimidad en eso y su implantación es más improbable.