Marco Sorense a Jordá: "Ella era doce segundos mas lenta que yo en el simulador"

Marco Sorensen es uno de los pilotos de Aston Martin en el WEC pero, antes de dar el paso a la resistencia, formó parte del programa de desarrollo de pilotos de Lotus (hoy, Renault Sport F1). Si su paso hacia los primeros sitios de la Fórmula 1 se vio cortado, entre otras cuestiones, se debió a que su buen rendimiento en el simulador no se vio recompensado con vueltas en el monoplaza real. El piloto danés acusa al equipo de Enstone de trato de favor hacia otro miembro del equipo: la española Carmen Jordá.

Sorensen fue apartado del nuevo Renault a finales de 2015, sin mucha más explicación. A sus 25 años, ha visto cómo su compatriota Kevin Magnussen era el elegido para sustituir a Pastor Maldonado. Le colocaron contra la espada y la pared, ya que le pusieron encima de la mesa un ultimatum: si quería seguir en Renault, tenía que ser como piloto oficial previo pago, ya que como piloto de pruebas no le querían. En cambio, a Jordá no le hicieron tal exigencia, tal y como explica Sorensen en el diario danés Elkstra Bladet:

"Ella era doce segundos más lenta que yo en el simulador, y sin embargo se llevaba todas las felicitaciones"

Sorensen se siente "jodido" por haber estado dos años haciendo "60 horas en el simulador", al menos tantas como Magnussen en McLaren, y sin embargo verse fuera de la Fórmula 1. Las oportunidades que le han dado al joven danés en Lotus fueron, siendo benévolos, muy justas. Además del trabajo en la fábrica, sólo tuvo la oportunidad de rodar un día con un Lotus, y fue en unas jornadas de exhibición en Paul Ricard.

Por este motivo, aceptó la oferta de Aston Martin para correr este año el Mundial de Resistencia. "No podía reunir las 50 millones de coronas (unos 6,7 millones de euros), que es la cantidad inicial que me dijeron que necesitaba para comprar un asiento de Fórmula ", se lamenta.