Estafa multimillonaria de un hombre que se hizo pasar por un trabajador de Mercedes

La Fórmula 1 ha vivido varios escándalos judiciales en los últimos años. Desde el encarcelamiento del banquero Gerhard Gribkowsky, la absolución de Bernie Ecclestone en su juicio por soborno (previo pago de una multa de 100 millones de euros) o el ya famoso espontáneo de Singapur, sentenciado a seis meses de prisión por saltar a la pista en pleno Gran Premio. Ahora la categoría reina vuelve a estar en el centro de otra polémica, aunque en este caso mucho más esperpéntica que todas las anteriores.

Stuart Howatson, de 37 años de edad, es un hombre inglés que se enfrenta a la justicia por haberse hecho pasar por director de operaciones de la escudería Mercedes AMG F1, rol que utilizó para estafar miles de euros a empresas de seguridad, hoteles e incluso individuales.

El inglés se enfrenta a 12 cargos por estafa y a uno más por robo. De estos, nueve responden a delitos que cometió autoproclamándose como director de operaciones de Mercedes. Entre enero y junio de 2014, estafó 3.400 euros en hoteles y restaurantes en las ciudades de Leamington, Kidderminster y Bewdley. También robó 1.900 euros a un hombre que conoció por la calle. Entre mayo y diciembre de ese mismo año, compró sistemas de seguridad digital por valor de 288.000 euros, software por valor de 23.904 euros y otro servicio de seguridad para ordenadores por valor de 1,4 millones de euros, según información revelada por la BBC.

El inglés tenía que asistir a los tribunales esta semana, pero el día en el que iba a ser declarado culpable no se presentó porque fue ingresado en un hospital. Según la televisión ITV, se intentó suicidar. No es el primer problema de Howatson con la justicia, pues en 2010 ya fue sentenciado a 20 meses de prisión por haberse hecho pasar por oficial de Policía e incluso por miembro del cuerpo de seguridad de la reina de Inglaterra.