El equipo Renault quiere crear una base para avanzar hasta el nivel de Mercedes

El Director Técnico de Chasis de Renault Nick Chester dice el equipo quiere crear una "base estable" a partir de su coche de 2016, el RS16, y debe ser vista como una evolución de los dos coches anteriores producidos en Enstone.

La semana pasada Renault llevó a cabo la presentación del equipo, durante la cual dio a conocer su RS16, aparentemente un coche de circunstancias, esperando que los cambios sustanciales se llevarán a cabo antes del inicio de la temporada en el Gran Premio de Australia.

En 2015 el equipo terminó sexto en el Campeonato de Constructores bajo la apariencia de Lotus y propulsado por motores Mercedes y Chester confía en que Renault puede crecer sobre las lecciones aprendidas en los últimos dos años.

"El RS16 será el tercer coche producido en Enstone desde la época que entró en juego el reglamento de los motores V6 híbridos", explicó.

"Está basado en las lecciones aprendidas de nuestros dos coches anteriores y se puede considerar como una evolución del E22 y del E23.

"Queremos una base estable que nos permita introducir desarrollos a lo largo del año.

"La primera iteración no debe tener sorpresas, pero vamos a trabajar en una serie de aspectos para mejorar el coche a través de la temporada, así como sentar las bases para el 2017 y más allá."

Chester añadió que el compromiso a largo plazo por parte de Renault significa que el equipo será capaz de experimentar aún más en su intento de ascender en la parrilla.

"Ahora somos Renault y tenemos por delante un proyecto a largo plazo, lo cual es muy emocionante", comentó.

"Ahora estamos en condiciones de planificar a largo plazo, lo que nos ayudará a desarrollar y nos permitirá mirar hacia nuevas áreas.

"Ya hemos visto que podemos hacer un gran progreso en un corto espacio de tiempo y sin los problemas que tuvimos el año pasado para conseguir que todos los componentes del coche estuvieran listos."