Mario Andretti propone dictadura benigna para la F1

Mario Andretti, Campeón del Mundo de Fórmula 1 de 1978, dice que el deporte precisa adoptar una "dictadura benigna" si quiere tener futuro, teniendo en cuenta la creciente influencia de los fabricantes de motores.

El aumento de poder entre los fabricantes, concretamente de Mercedes y de Ferrari, que suministrarán sus motores a más de la mitad de la parrilla de F1 en 2016, fue uno de los principales temas de conversación a lo largo del 2015.

Han aparecido algunas sospechas de que, suministrando a 8 de los 11 equipos, Mercedes y Ferrari
tienen un control real sobre las cosas que ocurren dentro y fuera de los circuitos, junto con los problemas de Red Bull para conseguir un motor para el 2016.

Andretti dice que ve bien que controlem el deporte "una o dos personas", y advirtió del peligro de que a la Fórmula 1 le ocurran los mismos problemas que al campeonato de monoplazas americano CART.

"De todo lo que oyes, y que lees, todo se ciñe al control, y en quien debería tener en control en función de dónde queremos ir en un futuro," explicó Andretti a GPUpdate.net.

"Ahora mismo, tienes a los fabricantes que son muy poderosos, y eso es bueno, pero es un arma de doble filo. Cuando los fabricantes se ponen al mando, solo habrá uno contento.

"Tiene que producirse una dictadura benigna, para cualquier organización de carreras.

"Ya vimos lo que le sucedió a la CART, todo el poder que tenía la CART, y el producto que consiguió fue un caos porqué era demasiado democrático, estaba destinado al fracaso.

"No queremos ver a la Fórmula 1 llegar a ese extremo.

"Una vez más, me gustaría que se tomara la decisión de que fuera una o dos personas. Actualmente la Fórmula 1 disfruta actualmente de algunos buenos momentos, pero hay mucha confusión.

"Solo tienes que arreglar los puntos débiles. Los fabricantes por sí solos no lo corregirán, porqué no les importan y solo corregirán lo que les interesa.

"Tienes que operar desde una posición de fuerza, por lo que se refiere al control.

"Siempre hay un motivo por el cual los fabricantes quieren estar ahí. Sabes perfectamente que tan pronto dejen de tener interés se marcharán, no les importa el deporte.

"Pero quien quiera que dirija el deporte tiene que velar por los intereses del deporte en general."

Renault y Honda son los otros fabricantes de motores de Formula 1.