RESUMEN DEL GP DE MALASIA 2015


Impresionante batalla entre Mercedes y Ferrari en el Gran Premio de Malasia y entre dos campeones del mundo, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel. El piloto alemán ha cuajado una primorosa carrera en Sepang en la que ha devuelto a Ferrari a la victoria casi dos años después ya que la última databa del Gran Premio de España 2013, la última que conquistó Fernando Alonso para Maranello.

Ferrari confirma que ha dado un paso adelante, ya que desde el viernes mostró un ritmo muy similar a Mercedes en tandas largas, y además estuvo especialmente acertado en la estrategia respecto a Mercedes, que fue a tres paradas por las dos del alemán.

El coche de seguridad, que salió en las primeras vueltas de carrera, provocó que Hamilton y Rosberg entraran a cambiar gomas muy pronto y salieran retrasados respecto a Vettel, que se mantuvo en pista y alcanzó 10 segundos de ventaja antes de su primera parada.

Vettel paró en la vuelta 17, pero también recortó tiempo al entonces líder Hamilton, que volvió a ceder la primera plaza en la vuelta 23 y rápidamente volvió a alejarse 20 segundos calzado con gomas duras por las blandas del alemán.

Hamilton debía jugarse la victoria en la última parada, la tercera, cuando calzara las blandas contra las duras de Vettel, pero el equipo alemán, inexplicablemente, volvió a montarle duras al inglés, que se quejó por radio del error del equipo. Apenas pudo recortarle 5 segundos en el tramo final a un imperial Vettel, que se permitió el lujo de doblar a los dos coches de su exequipo, Red Bull.

"Ha vuelto el número 1, Ferrari ha vuelto", gritaban por radio al alemán entre llantos desde el muro del equipo italiano entre los gritos de Vettel, que no paraba de dar las gracias por la radio.

Por detrás, Fernando Alonso apenas aguantó una veintena de vueltas, pero al menos rodó en los puntos (octavo), con mucho mejor ritmo del esperado, hasta que el McLaren dijo basta por una avería, la misma que acabó con Button una decena de vueltas después. Muy meritoria la carrera de Roberto Merhi, que acabó a tres vueltas en la meta, último, pero al menos llevó al Manor hasta la meta.

Aunque sin duda el gran papel entre los tres españoles lo protagonizó Carlos Sainz, que partía 15º y terminó octavo en la carrera, puntuando por segundo gran premio consecutivo justo por detrás de Max Verstappen, que dio un gran espectáculo en pista, como Carlos, adelantando a su equipo nodriza, Red Bull y quedando ambos por delante de ellos.