RESUMEN DEL GP DE CANADA 2015

Lo que en Mónaco se convirtió en una lucha apretada de forma artificiosa, por un error en el muro de Mercedes, en Canadá regresa a su ser natural. Hamilton no tiene rivales, ni dentro ni fuera de su equipo. Cuarta victoria, que debía ser la quinta y siete podios en siete carreras adornan su hoja de servicios de 2015.

Pese a que Nico Rosberg se movió dos tercios de carrera a tiro de piedra, no pudo inquietarle en ningún momento de las 70 vueltas. Se corta la racha de Nico, al que le queda esperar incidentes ajenos al pilotaje puro para recuperar sus opciones.

El piloto del día fue Sebastian Vettel, que se marcó una brutal remontada, con adelantamientos de todo tipo, para llegar hasta la quinta plaza, pero se aleja ya a 43 puntos de Hamilton. Un error en la primera parada del Ferrari número 5 le penalizó, pero aun así demostró que es uno de los pocos pilotos con hambre en la actual parrilla. Kimi salió tercero y llegó cuarto, sólo un puesto por delante de Seb, que partió decimonoveno. Sobran más datos.

Carlos Sainz se quedó a las puertas de puntuar. La salida, en la que quedó cerrado por dentro le lastró en exceso. Perdió allí tres posiciones que pagó caras al final de la prueba. Se centró en la estrategia con una única parada para acabar 12º, pero con la sanción a Grosjean por tocar a Stevens se quedó a un paso de sumar de nuevo. El motor Renault, en todos sus suministrados sin excepción, se mostró falto de caballos y posibilidades.

Por su parte, Fernando Alonso abandonó por tercera vez consecutiva. Esta vez con rifirrafe dialéctico incluido con el muro. Honda ha tocado fondo con ambos coches. Los dos abandonaron, pese a contar con muchas piezas de estreno para esta carrera. Parece que involucionan y que la salida se atisba lejana. Quizá en 2016.

Y la suerte también le fue esquiva a Roberto Merhi, que le iba infligiendo otro correctivo a Stevens, hasta que el Manor dijo basta. Se aprecia con claridad quién es piloto con talento verdadero de la pareja en el equipo inglés.