RESUMEN DEL GP DE BRASIL 2015

Desde Austria, Nico Rosberg no pudo amenazar ni un día la victoria a Lewis Hamilton, que siempre pareció un punto por delante en capacidad durante el verano y el inicio del otoño. De pronto, tras el título del inglés y con la amenaza de Vettel en la lucha por el subcampeonato, el alemán se marca dos fines de semana perfectos y Lewis es el que parece sin posibilidad de aguantar su ritmo.

Son esas 'casualidades', las que originan sensación de que hay ciertos tejemanejes tras el telón. Es el espectáculo enlatado y artificial en el que Mercedes hace y deshace a su antojo y va moviendo los hilos de sus marionetas para obtener el final oportuno. Es por esas cosas, que en Alemania ya no hay gran premio de F1 y que la atención, en uno de los países con mayor tradición en las dos últimas décadas, se ha desplomado.

No hubo opción para Hamilton ni en la salida, ni en la estrategia. Cada vez que intentó forzar acabó cometiendo pequeños errores que dañaron sus gomas y Rosberg tuvo una de las carreras más plácidas del año. Nico se aseguró la segunda plaza del Mundial y sólo queda la última carrera en Abu Dabi. Si se quiere apostar, Hamilton volverá a ser intratable. Es el guión que aunque no esté escrito, a veces lo parece.

En cuanto a la participación española, Fernando Alonso tuvo una digna salida, donde ganó cinco plazas, de 19º a 14º en las primeras curvas. Luego la escasez de potencia no le dejó progresar más. Se quedó anclado tras Button, como y no estuvo en disposición de encontrarle y adelantarle.

Por su parte, Carlos Sainz sigue en ese bucle de averías desesperante, que no le permite mostrar sus virtudes ni medirse de tú a tú con su compañero, Max Verstappen, que acabó noveno en otra meritoria carrera, donde acabó adelantando en pista al Lotus de Maldonado para puntuar.

Sainz se quedó parado en una de las vueltas previas a la parrilla y fue remolcado hasta el box. Pudo iniciar desde el 'pit lane', en lugar de en la 10 marca que le correspondía. Y en la primera vuelta, sus ruedas traseras se bloquearon y acabó fuera de pista sin poder hacer nada por evitarlo. Es el séptimo abandono en carrera de Carlos en las 18 carreras disputadas en su debut en la F1.

El podio lo completó Vettel, que en un circuito corto como el de Interlagos estuvo unas tres décimas por detrás de Hamilton en cada vuelta, pero sin poder intimidar a las flechas plateadas, Que siguen jugando a su antojo con la competencia. Fue además una de las citas más anodinas de la temporada.