RESUMEN DEL GP DE BAHREIN 2015

La victoria fue incontestable para Hamilton, pero el espectáculo lo puso Kimi Raikkonen, que se marcó una espectacular remontada de 20 segundos en 17 vueltas y le quitó el segundo puesto a Nico Rosberg. Alonso rozó los puntos, undécimo, a 3,9 segundos de Massa en meta.

Lo mejor estuvo en el final y en esa cabalgada del finlandés de Ferrari que vuelve a parecer un piloto top tras quitarse el yugo que le impuso Fernando Alonso el año pasado. Su estrategia cambiada, que le llevó a acabar con las gomas blandas, dio resultado y Rosberg cayó en su red tras una pequeña excursión a falta de dos vueltas para el final.

Hamilton no tuvo problema alguno en la salida y reguló a la perfección. Siempre estuvo fuera de tiro de su propio compañero o de alguno de los Ferrari.

Fue Vettel el que se colocó segundo en tres ocasiones: una en la salida y otras dos en cada una de las dos paradas, donde Mercedes parecía ir en contra de Nico Rosberg. Las perdió por dos veces. La segunda (vuelta 35), fue por un error propio en el que dañó el ala delantera al salirse de pista en la entrada a la recta principal. Esa parada extra le mandó a la quinta plaza.

Sus esfuerzos fueron infructuosos para pasar al Williams de Bottas durante 12 vueltas, lo que lleva al alemán a la quinta plaza, la peor en su cuenta en 2015. Rosberg le arrebata por un punto el segundo provisional en el Mundial de pilotos.

Por su parte, Fernando Alonso también siguió la táctica de Kimi. Navegó en medio de la nada, sólo por delante de los Manor, pero en el tramo final, sus tiempos eran similares a los de Lotus. Tan bien acabó que llegó hasta el undécimo final y encimando al Williams de Massa, que por un problema en la salida debió arrancar desde el pit lane.

La cruz fue para los Toro Rosso, con el abandono de Carlos Sainz (vuelta 29) y de Verstappen (34). Carlos fue penalizado antes de salir con un ‘stop and go’, al excederse en el tiempo para las vueltas de reconocimiento antes de formar en parrilla. Luego estuvo dentro de los puntos un buen puñado de vueltas, hasta que la sanción le dejó detrás de Fernando Alonso. Mala suerte y una nueva oportunidad en Barcelona, con un motor nuevo y, se espera que revisado a conciencia.

Roberto Merhi adoleció de los mismos problemas de potencia y velocidad que en China, respecto al coche de su compañero. Acabó la prueba en decimoséptima posición, tras una lucha encomiable contra las circunstancias adversas.