Newey cree que en 2016 Mercedes y Ferrari serán los únicos dominadores

El jefe de Red Bull, Adrian Newey, cree que a la F1 le depara el mismo futuro que este año, con el dominio de Mercedes, aunque en este caso, según Newey, le acompañará también el equipo Ferrari. Y es que el viento ha comenzado a soplar en otra dirección desde el último mundial ganado por Red Bull hace ya unos años y ahora la brisa sopla con fuerza sobre el equipo Mercedes.

El propio Newey ha sido muy claro a la hora de ver cómo ira la temporada próxima para la Fórmula Uno: "Ahora mismo, son Mercedes y Ferrari los que controlan la Fórmula Uno. Esto se debe a que los mejores motores son los suyos y no hay nada que hacer por ahora. Son los únicos que pueden ganar el Campeonato."

No obstante, Newey cree que si hay un cambio en la normativa, la tendencia podría variar, ya que ahora mismo el que tiene un buen motor es el que gana y no el equipo que mejor aerodinámica tiene. Desde Red Bull confían en que la FIA tome cartas en el asunto cuando antes mejor: "Una opción es que haya más fabricantes o que la FIA fabrique su propio motor y así sería todo más igualado, más competitivo", ha explicado el jefe de Red Bull.

ECCLESTONE CREE EN LA CONSPIRACIÓN DE FERRARI Y MERCEDES.

"La F1 nunca se colapsará. Incluso aunque hubiéramos perdido a Red Bull y a Lotus. Nos encanta que Renault se quede. Apoyamos a Renault de manera financiera para que comprara a Lotus y le diese a Red Bull motores, pero es un poco extraño que una gran compañía como Renault necesitara su ayuda", insiste Ecclestone en una entrevista para la publicación alemana Auto Motor und Sport.

Los retos políticos de este año fueron los más duros que Ecclestone ha intentado solucionar, sgeún reconoce él mismo. "Hubo y hay siempre problemas. La dificultad de este año fue que los fabricantes de motores estaban persiguiendo sólo sus propios intereses. Hubiera sido muy fácil para Mercedes darle motores a Red Bull. Lo van a hacer con Manor, pero si fuera ellos, preferiría hacerlo con Red Bull porque sabría seguro que me pagarían. La razón por la que Mercedes no lo hizo es que querían evitar lo que les queremos dar a los aficionados: competición", explica Ecclestone.

Además, Ferrari también se negó a hacerlo. "Creo que hay un acuerdo entre Mercedes y Ferrari, ahora es igual que si fueran uña y carne, gemelos siameses. Uno no hace nada sin el otro. No sé si eso es verdad pero es lo que me dijeron. Mercedes incluso ayudó a Ferrari un poco a nivel técnico, por eso Ferrari les alcanzó y están contentos. Significa que ambos están en el mismo barco. No podemos poner a la F1 en las manos de dos equipos", continúa.

Cuando le preguntaron si lo correcto era eliminar la Comisión de la F1 y el Grupo de Estrategia, Bernie apuntó que quizás la respuesta era "sí". "Ya veremos. Vamos a esperar y a ver lo que los motoristas dicen en enero. Queremos un motor más barato y más simple, que un fabricante independiente como Cosworth pueda construir", añade.

Sobre el veto de Ferrari, Bernie explicó que sólo lo pueden usar de manera limitada. "Por ejemplo, si Ferrari se ve forzada a reconstruir su coche. Si decidimos algo y a los equipos no les gusta, pueden optar por el arbitraje. Ganaríamos porque no lo estamos haciendo por razones comerciales, sólo para proteger a la F1 y proporcionar una competición justa para todos. En este momento no es el caso", finaliza el británico.