RESUMEN DEL GP DE ESTADOS UNIDOS 2014 - HAMILTON LOGRA LA ESCALERA REAL

El piloto ingles Lewis Hamilton consiguió su quinta victoria consecutvia, la décima del año y la numero 32 en toda su historia, de este modo supera a Mansell e iguala a Fernando Alonso convirtiendose en el piloto Britanico mas exitoso de la F1; Nico fué segundo una vez mas mientras que Ricciardo se consolida como el mejor piloto "no mercedes de la parrilla actual de la F1".

INICIO ACCIDENTADO.

Nico Rosberg sale bien protegiendo su posición desde la Pole sobre Lewis Hamilton. Por su parte, ambos Williams mantenían sus posiciones mientras que Fernando Alonso superaba a un Ricciardo que salía muy mal y perdía algunas posiciones en los primeros metros.

Sin terminar la primera vuelta, Sergio Pérez y Adrián Sutil se tocaban quedando ambos fuera de carrera y, por los restos en pista y el coche del alemán en pista, el safety car hacía acto de presencia en pista, algo que aprovecharon Magnussen, Gutiérrez, Button, Huldenberg y Vettel para cambiar de gomas.

El tetracampeón, que continuaba en última posición, arriesgó con la estrategia aprovechando dicho período de coche de seguridad para pasar una segunda vez por boxes y montar de nuevo el medio en busca de realizar toda la carrera sólo con dicho compuesto, con el que su ritmo había sido endiablado todo el fin de semana.

Tras reanudarse la carrera en la cuarta vuelta, Daniel Ricciardo aprovechó la cercanía con Alonso para superarle y colocarse en quinta posición para escaparse e ir en busca de los Williams. Mientras tanto, en la parte trasera Vettel comenzaba a adelantar con Esteban Gutiérrez como primera víctima.

En Mercedes avisaban a Hamilton de que su consumo era el adecuado y que podía dar el máximo para no perder la estela de Rosberg. Por su parte, con tan sólo ocho vueltas cumplidas, Ricciardo se quejaba de pérdida de rendimiento en sus gomas.

Maldonado, Gutiérrez, Button y Vergne eran investigados por superar el delta time permitido con el Safety Car en pista, de los cuales eran sancionados con sendos stop&go de cinco segundos Jean-Eric Vergne y Pastor Maldonado.

Mientras tanto, la carrera se estabilizaba bastante cumplidas las primeras trece vueltas en las que muchos pilotos se centraban en cuidar sus gomas de cara a alargar su parada mientras que Hamilton era la sombra de Rosberg para aprovechar cualquier error del alemán, que se quejaba de falta de grip en su goma delantera izquierda.

El baile de paradas comenzó en la vuelta 15 con Felipe Massa y Daniel Ricciardo entrando al mismo tiempo al pitlane y ambos con paradas sin problemas. Su estela la seguirían el líder de la prueba, Nico Rosberg, junto a Maldonado y Vergne.

Hamilton tomaba el liderato de la prueba pero por poco tiempo, pues entraba a boxes en la siguiente vuelta, algo que hacían también Fernando Alonso y Romain Grosjean. La parada del británico colocaba de nuevo en cabeza a Rosberg sin problemas.

PUNTO DE QUIEBRE DE LA CARRERA.

Sólo un movimiento le ha bastado a Lewis Hamilton para llevarse la victoria en Estados Unidos y para dinamitar aún más la moral ya tocada de su compañero de equipo y principal rival por el título de pilotos. El británico, muy rápido durante todo el fin de semana se ha mantenido cerca durante toda la primera parte de la carrera y ha lanzado un ataque que Nico Rosberg no ha podido parar. El alemán sigue siendo el más regular (10 segundos puestos en lo que llevamos de temporada), pero Lewis Hamilton está imponiendo sus cinco victorias consecutivas que lo están situando como el piloto más fuerte en esta recta final del año.

Poco le duraba la alegría a Adrian Sutil que ganaba una posición en la salida y que se encontraba en una valiosísima novena plaza para Sauber a mitad de la primera vuelta. Sin embargo, un toque con Sergio Pérez (que previamente alcanzaba la parte trasera del F14 T de Kimi Räikkönen) acababa con cualquier sueño, acabando ambos monoplazas con ruedas arrancadas y obligando al Safety Car a hacer acto de aparición.

DOMINIO DE HAMILTON Y LUCHA POR LA P3.
Los pilotos realizaban sus primeras paradas en boxes, eligiendo la mayoría el compuesto duro para esta primera parte de carrera. Es el caso de Sebastian Vettel, que saliendo desde el Pit Lane realizaba dos paradas en boxes para quitarse rápidamente el juego de blandos y poder afrontar el resto de carrera con los neumáticos más duros. Los comisarios también tendrían trabajo, penalizando a Jean-Eric Vergne y Pastor Maldonado por exceder la velocidad máxima permitida en la línea de boxes.

Los únicos que confiaban en el compuesto más blando eran los dos Williams, que en su primera parada volverían a montar unas gomas que estaban mostrando numerosos problemas de graining durante todo el fin de semana. El mejor ritmo de Ricciardo permitía superar a Valtteri Bottas, pero el finlandés no estaba dispuesto a ceder su posición sin pelear y ayudado del mejor rendimiento de sus neumáticos apretaba al piloto oceánico sin obtener finalmente el premio de recuperar su cuarta plaza.

Nico Hülkenberg completaba el fin de semana fatídico para una Force India que también estuvo en problemas financieros (y está) antes del Gran Premio. El alemán sufría problemas mecánicos y debía detenerse en un lateral de la pista. Salvo la batalla entre Fernando Alonso y Jenson Button, la carrera volvía a estabilizarse y apuntar de nuevo a un Gran Premio algo descolorido. Sin embargo, Lewis Hamilton no estaba dispuesto a ello, ni tampoco a ceder una victoria.


El británico se tiraba al interior tras la zona rápida y conseguía superar a un Nico Rosberg que ni tan siquiera hacia un tímido movimiento para defender su primera posición. A partir de ese momento, Lewis Hamilton abría hueco y dejaba sentenciada la lucha por el triunfo en el Circuito de Las Américas. La emoción se situaba detrás, con Fernando Alonso y Sebastian Vettel peleando las últimas posiciones del Top Ten con los dos McLaren y con los Lotus jugándose sumar el último punto con Jean-Eric Vergne.

El francés lanzaba un furibundo ataque con toque incluido en el que lograba superar a Romain Grosjean, mientras que Sebastian Vettel perdía su posición de privilegio (la séptima) tras haber tenido que detenerse en boxes a cambiar una vez más los neumáticos ante las graves vibraciones que estaba sufriendo en su RB10. Prácticamente la misma situación para Daniil Kvyat que paraba a menos de cinco vueltas para el final. El alemán de Red Bull comenzaba a volar ya con gomas nuevas se volvía a meter en zona de puntos al encontrarse con pilotos mucho más lentos al tener ruedas con muchas vueltas encima.

Mientras los Lotus daban bandazos por la pista, llegando a ser un atentado contra la seguridad en muchas ocasiones, Vettel recuperaba posiciones y tras adelantar fácilmente a Magnussen cruzaba la meta respirándole en la nuca a un Fernando Alonso que cedía mucho tiempo en las últimas vueltas. Vettel se hacía con una séptima plaza que confirmaba que la estrategia a tres paradas no hubieses sido nada descabellada. Los gestos de Lewis Hamilton tras recibir la bandera ajedrezada dejaba bien clara la importancia de esta quinta victoria consecutiva frente a Nico Rosberg, mientras que Daniel Ricciardo acababa en tercera posición (ya sin posibilidades de ser Campeón del Mundo) tras superar a unos grises Williams.

LEER TAMBIEN:
Resultados Completos.
Imagenes.
Pole Position.