LOS EQUIPOS NO SE PONEN DE ACUERDO RESPECTO A LA SOLUCION DE LA CRISIS EN LA F1

Primeras espadas de la Fórmula 1 dicen que no hay soluciones fáciles para la proclama financiera del deporte, tras conocerse que Marussia y Caterham han entrado en administración concursal.

Durante la tensa y larga conferencia de prensa del Gran Premio de Estados Unidos, los representantes de los equipos pequeños se refirieron a una reducción en los costes y en un cambio en el sistema de reparto, mientras que los homónimos de los equipos grandes de la parrilla insistieron que tales modificaciones en el deporte no tendrían los efectos deseados a largo plazo.

"Hoy somos nueve equipos, 18 coches y hemos perdido dos equipos cosa que no es agradable y es algo que ya he dicho anteriormente," dijo Toto Wolff de Mercedes. "Creo que los equipos que hoy están en la Fórmula Uno deberían seguir en la Fórmula Uno y todos nosotros deberíamos analizar la situación y aportar un plan a corto plazo: para tener una parrilla saludable, y un plan a largo plazo."

"Estamos hablando sobre cómo distribuir el dinero, que es un problema para el propietario de los derechos comerciales, y no tengo una solución. Puedo aportar muchas ideas que pueden convertirse en soluciones a corto plazo pero volvemos al principio y a cosas que ya se han dicho anteriormente: sea lo que sea lo que se dé a los equipos, lo gastarán."

"Pienso que podría tratarse de una llamada para reaccionar, para todos, para asegurarnos que podemos actuar todos a la una," añadió Eric Boullier de McLaren. "Intentaremos hacer el máximo esfuerzo por la Fórmula Uno."

En el otro extremo del abanico, representantes de escuderías pequeñas argumentaron que las reglas del deporte no son justas, y Gérard Lopez del Team Lotus puso énfasis en el bonus que recibe Ferrari por solo participar en la competición.

"El modelo de distribución de ingresos es del todo erróneo," dijo Lopez. "Cuando hay equipos que muestran al campeonato que obtienen más dinero solo por participar que el que pueden gastar otros equipos en una temporada completa entonces hay algo que está del todo mal con el sistema en general y que no podemos permitir que suceda."

"Siempre encontramos excusas para no poner un tope. Hay motivos para que algunas áreas no deban tener un tope pero hay otros motivos que dicen que algunas otras áreas sí deberían tenerlo. Y, una vez más, ahora es el momento de actuar y no tanto de hablar de ello."

"Y finalmente, este deporte es extraño. Decimos cosas y luego tendemos a hacer lo contrario. Pondré un ejemplo. El nacimiento de los nuevos motores surgió cuando empezamos a hablar sobre reducir los costes y tal. El hecho es que el nuevo motor, que desde la perspectiva de la tecnología es un gran logro, todos los equipos han superado sus prsupuestos. En nuestro caso este año, entre el motor y el desarrollo probablemente gastemos sobre los 50-60 millones de dólares. Para nosotros eso no es recortar gastos sino sencillamente tirar el dinero por la borda."

Vijay Mallya de Force India remarca que la presencia de los equipos más pequeños es un aspecto crucial de la Fórmula 1, citando la regularidad con la que los fabricantes vienen y se van.

"Estoy de acuerdo que cuando un equipo gasta 60 millones de dólares o menos y otro equipo gasta 250 millones de dólares o más, entonces quizás sea dificil reducir el margen," dijo. "Tenemos que encontrar un punto medio viable en esta situación, pero lo que está dificultando el problema en realidad es que el sistema de recompensa está desviado completamente hacia los equipos que pueden competir en el pináculo del deporte a costa de aquéllos que quizás son marginales."

"Y eso es por lo que dos de los equipos más pequeños han desaparecido. También me gustaría aprovechar esta oportunidad para decir que la sostenibilidad de la F1 es necesaria para el deporte pero cuando corporaciones como Toyota y Honda deciden, por motivos corporativos, que quieren irse, se van. Al final tiene que haber un equilibrio precario. El ADN de la F1 es el de incluir equipos grandes y pequeños y proveer un escenario de trabajo que sea posible."

"Pienso que si todos los accionistas se sientan alrededor de la misma mesa se puede encontrar una solución. No tiene que ser una solución radical que pueda comprometer las aspiraciones, deseos y pasiones de los grandes equipos, pero igualmente tiene que asegurar que todo el mundo sobrevive y que el deporte continúa siendo disfrutado al mismo nivel y que también siga habiendo un aumento de aficionados global."