VILLENEUVE RECOMIENDA CAMBIAR LA NORMATIVA DEL SAFETY CAR

El terrible accidente sufrido por Jules Bianchi en Suzuka ha provocado multitud de opiniones sobre cómo mejorar la seguridad en Fórmula 1. El impacto del francés de Marussia se produjo mientras una grúa retiraba el Sauber de Adrian Sutil, que se había salido de pista poco antes. El ex piloto Jacques Villeneuve se refirió al Safety Car, que según su criterio tardó demasiado en salir tras el accidente de Sutil: "Las reglas del coche de seguridad deben ser revisadas", propone Villeneuve. "Cuando yo corría, siempre opinaba que tras cada accidente debía salir el coche de seguridad".

El campeón de 1997 opina que esperar para sacar el Safety Car es peligroso: “No debe haber espacio para juzgar si se saca o no. Y si hay que sacar un coche de la pista, más simple. Accidente y, al instante coche de seguridad, así debería haber sido desde hace años. En Estados Unidos lo han hecho siempre”. Villeneuve piensa que quienes critican la aparición de Safety Car están muy equivocados, y que si hay un coche fuera de pista no se debe cubrir solo con banderas amarillas.

“Hay un problema, y es que cada vez que sacan el coche de seguridad todos los medios de comunicación y aficionados se quejan diciendo que han estropeado la carrera. Es una situación en la que pierdes sí o sí. Vale, a veces hace frenar la carrera, pero al menos evitas casos como el de Suzuka y evitas el factor humano de tener que tomar una decisión”, declaró Jacques, que ya opinaba así cuando estaba en activo: “Cuando yo corría, si tenía un accidente siempre tenía miedo de que otro coche se estrellara contra mí”.

El canadiense reconoce que reducir la velocidad no es sinónimo de que no vaya a ocurrir nada: “Nunca me gustó tener solo banderas amarillas. Puedes disminuir la velocidad, ¿pero cuánto? Además puede haber un pinchazo o avería en la suspensión”. Por último, se mostró sorprendido sobre el hecho de que no hubiera ocurrido nada así hasta ahora: “Me sorprende que no haya sucedido nada antes. Creo que hasta ahora fue cuestión de suerte”.