MASSA PIDIÓ A GRITOS QUE SE PARARA LA CARRERA TRAS EL ACCIDENTE DE BIANCHI

Felipe Massa dice que pidió "a gritos" que se detuviera el Gran Premio de Japón por la abundante lluvia que caía.

La carrera, que empezó por detrás del Coche de Seguridad, se detuvo por bandera roja después de la vuelta 44 de las 53 programadas, por el accidente de Jules Bianchi en la Curva Dunlop, solo una vuelta después del accidente de Adrian Sutil en la misma curva.

Se cree que Bianchi se golpeó contra la grúa que estaba retirando el Sauber de Sutil.

Hablando con los periodostas tras la carrera, Massa dice que el pensaba que la carrera se debería haber parado mucho antes.

"Me he quedado muy preocupado al saber que se golpeó contra el camión," dijo Massa, que se ha dirigido al hospital donde ha sido llevado Bianchi.

"Empezaron la carrera demasiado pronto porqué no se podía pilotar... y terminó demasiado tarde. Por la radio gritaba a cinco vueltas del final avisando que había demasiada agua pero tardaron un poco más de la cuenta y era peligroso."

"Al final se vio que ahí se había producido el accidente. Necesito saber que le sucedió a Jules."