EL IMPACTO DEL ACCIDENTE DE BIANCHI ARRANCÓ EL ARCO DE SEGURIDAD DEL COCHE

La brutalidad del impacto de Jules Bianchi fue escalofriante. El golpe contra la grúa provocó que se arrancara de cuajo el arco de seguridad del Marussia, la pieza más resistente de un monoplaza, y sometida a los más exigentes pruebas para ser homologada. Resulta absolutamente inusual en la historia de la Fórmula 1 que un arco de seguridad haya terminado arrancado del chasis por culpa de un impacto. La velocidad de salida de pista superaba ligeramente los 200 km/h.

Los monoplazas de Fórmula 1 tienen que montar obligatoriamente esta pieza desde 1961. Los test que realiza la FIA son realmente exigentes, y los números dejan claro que el golpe sufrido por el piloto de Marussia fue brutal. Porque en las pruebas el arco debe aguantar cargas verticales de 9 toneladas, laterales de 5 y frontales de 6 toneladas ejercidas por una plancha durante 10 segundos. Que fuera arrancado de cuajo de forma instantánea evidencia la brutalidad del golpe que sufrió Bianchi.

El francés continúa crítico en un hospital de la ciudad japonesa de Mie, en el que fue operado de graves lesiones en la cabeza como consecuencia del accidente sufrido durante el Gran Premio de Japón, disputado en Suzuka. En la cuadragésima segunda vuelta Sutil hizo un trompo y chocó contra la barrera de neumáticos en la salida de la curva 7. Mientras ondeaban las banderas amarillas, una grúa intentaba trasladar su coche a una posición segura detrás del guardarraíl. En ese momento Bianchi perdió el control de su monoplaza, se salió por la escapatoria y golpeó la parte trasera del pesado vehículo. Una bandera verde ondeaba en el momento del impacto.

El golpe se produjo por un cúmulo concatenado de desgraciadas circunstancias: mal estado de la pista con mucha agua acumulada, la creciente oscuridad, y la posición de la grua, que marchaba hacia atrás para cruzarse en la trayectoria del monoplaza del francés en plena salida de pista. La grúa estaba retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil. Biachi necesitó asistencia médica inmediata.

El lunes la escudería Marussia pidió "paciencia y comprensión", a la espera de nuevos datos médicos sobre el estado de salud del piloto francés Jules Bianchi, que sufrió un grave accidente en el Gran Premio de Japón. Solo cuando la familia de Bianchi y el hospital "lo consideren apropiado" se ofrecerá nueva información sobre la evolución del piloto, indicó la escudería rusa en un comunicado. Marussia, que agradece las muestras de apoyo que ha recibido en las horas transcurridas desde el accidente, señala que "respetará y se guiará" por los deseos de la familia a la hora de facilitar más datos sobre el estado de salud de Bianchi. "Junto con la atención a Bianchi, su familia es nuestra prioridad", añade la nota.

El piloto de la academia de jóvenes pilotos de Ferrari cedido como titular a Marussia fue sacado de su coche, trasladado al centro médico del circuito y, posteriormente, en ambulancia, al Hospital general de Mie. El escáner al que se sometió revela que Bianchi sufre importantes lesiones en la cabeza, informó la FIA (Federación Internacional de Automovilismo), lo que obligó a someter al piloto a una operación de urgencia para, posteriormente, pasar a la unidad de cuidados intensivos para ser monitorizado. El responsable de Prensa del equipo Ferrari informó de que la operación de Bianchi concluyó. Ahora, un día después, el piloto continúa con respiración asistida.

Para segui el estado de salud de Bianchi haz click aqui.