McLAREN NO VE CON CLARIDAD SU FUTURO INMEDIATO

No es ningún secreto que McLaren está inmersa de un proceso de reestructuración interna que ha afectado a todos los ámbitos de la escudería. Los resultados que estas profundas modificaciones podrían dar en el futuro son todavía una incógnita, y es por ello que dentro de las filas de la formación de Woking se respira una mezcla se sensaciones. Así lo ha reconocido el director de ingeniería, Matt Morris.

"Creo que la sensación dentro del equipo es una mezcla de una gran expectación y preocupación controlada. Estamos haciendo algunos nuevos movimientos audaces, que es lo que se requería, pero este tipo de cosas siempre llevan tiempo, y todavía estamos en un largo camino por detrás de donde necesitamos estar como McLaren".

Por el momento, el ingeniero de la escudería británica ha reconocido que están lejos de corresponder a la imagen que él mismo tiene de la mítica formación.

"En mi mente, McLaren siempre ha destacado por la excelencia y la dominación. No estamos logrando esas ambiciones en este momento, pero estamos trabajando para llegar ahí".

Las razones de estar pasando años complicados son muchas, pero según Morris, la principal es que en Woking olvidaron el espíritu competitivo con el que se debe afrontar una categoría tan reñida como la Fórmula 1. En su lugar, adoptaron una posición que distó de contar con la actitud agresiva que exige este deporte.

"Claramente, las dos últimas temporadas han sido difíciles, admitiremos que hemos bajado el rendimiento. No hay una única razón de esto, pero creo que teníamos que recordarnos a nosotros mismos que somos un equipo de carreras y no una consultora de ingeniería. Tenemos que ser rápidos y ágiles, y tal vez tomar algunos riesgos aquí y allá. La F1 es como la guerra, necesitas ir al ataque todo el tiempo. Si te sientas y te relajas, perderás".

Para recuperar el éxito de épocas pasadas, el ex miembro de Sauber ha destacado dos factores clave. El primero, obviamente, es seguir acercándose a los rivales de referencia. El segundo no es otro que el de integrar a la perfección el futuro motor Honda en el monoplaza de la próxima temporada.

"Tenemos que seguir poniéndonos al día con nuestros competidores lo más rápido posible. También tenemos que asegurarnos de que nuestro nuevo motor de 2015 se integra en el MP4-30 con la mayor fluidez posible, y que continuamos desarrollando nuestra ya sólida relación con nuestro nuevo proveedor de motores".

El establecimiento de una plantilla de ingenieros y directivos definitiva también será vital. De momento, fichajes como el de Eric Boullier representan un añadido muy útil. Eso no quita que aún falte gente por salir o entrar en la escuadra inglesa.

"Hemos estado trabajando duro durante el año pasado para traer a gente nueva, permitiendo a algunas personas seguir adelante, y cambiando la forma en que el equipo de ingeniería está estructurado. Con la valiosa aportación de Jonathan (Neale) y Eric (Boullier), el plan está casi completo. Sin embargo, aún tenemos un poco más de gente entrando y saliendo, que es algo que siempre sucede cuando quienes permanecer fresco".

Tan importante como traer a nuevo personal es que este se asiente y pueda contribuir a la recuperación de McLaren. Morris ha afirmado que esto lleva algo de tiempo, pero por suerte algunos frutos ya se están dejando ver en los circuitos del calendario. Con el programa evolutivo que tiene por delante, dicha mejoría no debería cesar.

"Ahora tenemos que darles a nuestra nueva gente y estructura algún tiempo para desarrollarse y madurar, pero ya estamos viendo que algunos de los cambios están siendo satisfactorios, ya que seguimos sumando rendimiento al coche. Nuestro plan técnico para el resto de la temporada es continuar desarrollando el MP4-29 y tenemos actualizaciones planificadas, posiblemente hasta la última carrera".

Así pues, Matt ha abogado por ser positivo respecto al devenir de su lugar de trabajo. "Definitivamente estamos yendo hacia adelante y eso es lo más importante", concluyó.

CDTHEF1.COM