FERRARI Y SHELL PROBARON UN NUEVO ACEITE LUBRICANTE DERIVADO DEL GAS NATURAL

La investigación cada vez va más rápido en la Fórmula 1. El pasado fin de semana, durante el GP de Singapur, Ferrari y Shell probaron un nuevo aceite lubricante derivado del gas natural.

"El motor térmico del Ferrari F14 T produce más de 600 caballos de potencia, y el turbocompresor, que gira a velocidades de hasta 2.000 revoluciones por segundo, puede estar trabajando a velocidades de hasta 1.000 grados centígrados", dijo Ian Albiston, miembro del equipo de Shell que trabaja con Ferrari.

"El nuevo aceite tiene que hacer frente a estas condiciones y, a la vez, lograr el nivel de protección para llegar a la vida útil del motor de 4.000 kilómetros requerida con sólo cinco motores por piloto permitidos para la temporada. A altas temperaturas el aceite de motor adecuado puede proporcionar una ventaja crucial".

La tecnología utilizada para producir el aceite es un proceso revolucionario de gas a líquido (GLP), desarrollado a lo largo de 40 años de investigación, que convierte el gas natural en un aceite con base cristalina y prácticamente ninguna de las impurezas que se encuentran en el petróleo crudo. El aceite de base es un componente clave en lubricantes y éste se produce en la planta Pearl GLP en Qatar, de la asociación entre Shell y Qatar Petroleum, y en la actualidad el mayor productor de GLP del mundo.

David Salters, jefe de desarrollo de motores de Ferrari, dijo: "Ha habido un programa de desarrollo para conseguir un aceite F1 basado en esta tecnologia de Shell que ha proporcionado un buen aporte en la eficiencia del motor, sin perjudicar la protección necesaria para un motor de Fórmula 1",

"El Shell Helix Ultra que ha utilizado Ferrari ha sido diseñado y desarrollado para mejorar la potencia y la eficiencia del motor", dijo Mark Wakem, jefe del proyecto.