COSWORTH SIGUE TRABAJANDO PARA VOLVER A LA F1

Una de las marcas más laureadas, en lo que respecta a motores, ha comenzado la edificación de una nueva fábrica en Northampton, Inglaterra. Allí planean construir propulsores híbridos de alto rendimiento, una propuesta que inicia con una inversión de 12 millones de libras y apunta al retorno de la firma a los campeonatos de élite. Por supuesto, manteniendo el significado y la filosofía Cosworth: buenos motores a bajo costo.

Se informa además que Cosworth contará con el apoyo del gobierno británico ya que uno de los objetivos es crear unos 70 nuevos puestos de trabajo, también se anuncia que inversionistas del medio oriente estarían interesados en reimpulsar a Cosworth hacia la vanguardia del automovilismo mundial. El proyecto insignia de este ambicioso retorno sería construir en serie el prototipo de V6 turbo híbrido, con especificaciones de Fórmula 1.

Al parecer, también Bernie Ecclestone está detrás del retorno de Cosworth a la Fórmula 1 ya que está preocupado por la dinámica que está tomando la categoría. Los costos se han elevado de tal manera que ponen en riesgo la continuidad de la mayoría de los equipos. Ahora mismo, los cinco motores que un piloto utiliza en una temporada valen alrededor de 20 millones de euros, sin contar con que el año que viene las escuderías clientes deberán desembolsar una tarifa más alta ya que los propulsores serán más avanzados que los actuales. Por lógica, los equipos "low cost" necesitan a gritos motores "low cost".