Fernando Alonso - Un titan de la F1 y un héroe del automovilismo mundial


Se podría decir que Fernando Alonso nació con un volante bajo el brazo. Toda su vida está ligada a la competición, y no sería de extrañar que por sus venas asturianas corriera gasolina en vez de sangre. Ya a los tres años empezó a conducir un kart. Su primera victoria no fue en una carrera oficial, pero era una prueba organizada por un centro comercial, y le impulsó a convertirse en piloto.

Ya por entonces entrenaba casi a diario con su kart, y su padre pronto vio que podría llegar a parecerse a su ídolo Ayrton Senna, con lo que ejerció de mecánico y entrenador.

En 1984, cuando contaba con sólo cuatro años consiguió la licencia de la Real Federación Española de Automovilismo. Seguía conduciendo su kart, hasta que en 1988, cuando tenía 7 años, conquistó el campeonato infantil de Asturias, ganando todas las carreras. Destacaba sobre todos sus rivales, y al año siguiente logró nuevamente el título de Asturias, así como el de Galicia.

Los triunfos se seguían sucediendo, y en 1990 ganó el campeonato de Asturias cadete y el Vasco-Navarro. Tal vez la falta de mayor poder adquisitivo le impidió hacerse con el Campeonato de España de 1991, en el que finalizó segundo. Los gastos cada vez eran mayores y estuvo a punto de tener que abandonar su sueño. Sin embargo, Genis Marcó, propietario de Genikart, le permitió participar en el Campeonato Catalán en Tarragona a modo de prueba. Se la jugaba todo a una carta: si no conseguía pasar la prueba podía decir adiós a su futuro en el mundo del automóvil.

Sin embargo, venció la carrera sorprendiendo a todos y Marcó se convirtió en el salvador de su carrera. Le proporcionaba karts, le permitió correr para su equipo y le buscaba sponsors. Alonso había salvado una pelota de partido y Marcó decidió que disputara con ellos el Campeonato de España Junior de 1993. Salió campeón, así como en el año 1994. En 1995 pudo participar en el Mundial de Karting. En esa temporada también debutó Kimi Raikkonen. Fernando Alonso quedó tercero.

Sin embargo ganaría el título de Campeón del Mundo Junior de Karting en 1996. Además completó esa temporada con el Campeonato de España y con el Trofeo Estival de Italia. Rechazó algunas propuestas y siguió en el mundo del karting. En 1997 corrió en la categoría Internacional A y revalidó el titulo de Campeón de España, además de conseguir el Campeonato de Italia y de Europa. Siguió en esa categoría también en 1988, y se hizo de nuevo con el Campeonato de España, y logró el Trofeo de la Industria en Parma, el Open Ford, el Trofeo París-Bercy y fue subcampeón de Europa.

En el año 1999 Marc Gené debutaba en la Formula 1, y Adrián Campos, ex piloto de Fórmula 1, pensó que no había nadie mejor que Alonso para suplir a Gené en la Fórmula Nissan. Campos le venía vigilando desde las categorías inferiores, y se convirtió en su manager. Ese año ganó 6 carreras, además de conseguir 9 poles. Ganó el Euro Open Movistar. El 13 de Diciembre de 1999, Alonso se subió por vez primera a un Fórmula 1, en Jerez.

En 2000 fichó por el equipo Astromega, de la Fórmula 3000. Logró el cuarto puesto en el campeonato, venciendo en Bélgica y quedando segundo en Hungría. Era su debut, pero fue suficiente: el joven Alonso ya podía pilotar en la Fórmula 1. Así, Renault lo fichó para la temporada 2001, pero decidieron cederlo a Minardi para que se pudiera foguear.

El 4 de Marzo debutaba Fernando Alonso en la máxima categoría automovilística. Consiguió un duodécimo puesto. Su mejor clasificación se dio en Alemania, cuando quedó décimo. Fue una temporada dura, pero ya comenzaba a tener madera a los mandos de un Fórmula 1.

Aunque luego se arrepentiría por lo que consideró un “año perdido”, en 2002 fue probador del equipo Renault. Tendría que esperar hasta la temporada 2003 para ser piloto titular del equipo. Pronto empezarían los buenos resultados. En la segunda carrera se convirtió en el piloto más joven en lograr una pole y un podio. Fue en Malasia y se convertiría en el inicio de una etapa dorada que aún no ha culminado.

La siguiente carrera nos dejó el accidente más grave que ha sufrido en la Fórmula 1 Webber había tenido un accidente y varias piezas de su coche yacían en el trazado. Fernando Alonso se encontró con una de sus ruedas a su paso por el lugar del accidente y no pudo esquivarla. Chocó con ella y fue a parar a los protectores de su izquierda primero y posteriormente reboto hasta el muro de la derecha. La espeluznante imagen sobrecogió a todos. Sin embargo Alonso se encargó de tranquilizar a todos desde la camilla, mientras era evacuado hacia la ambulancia levantando el dedo pulgar de su mano derecha. La carrera se dio por terminada y Alonso (aunque no subió al podio porque era dirigido al hospital) fue tercero, situación que ocupaba antes del accidente.

En el Gran Premio de España logró un gran segundo puesto, pero lo mejor estaba aún por llegar. En el Gran Premio de Hungría, el 24 de Agosto de 2003, Fernando Alonso conseguía su primera victoria en la Fórmula 1, convirtiéndose así en el piloto más joven en ganar una carrera. Esta y otras carreras le hicieron conseguir 55 puntos, quedando sexto en el Mundial.

La temporada 2004 resultó un año agridulce. Consiguió varios podios, pero no ganó ninguna carrera. Fue más regular y obtuvo más puntos que el año anterior, quedando cuarto en el Mundial, que volvió a parar a manos de un intratable Schumacher que ganó trece de las dieciocho carreras.

Pero Alonso se pudo resarcir al año siguiente. En la segunda carrera del año obtuvo su segunda victoria (Sepang), convirtiéndose además en el primer piloto español que alcanza el liderato del Mundial. Ganó las dos carreras siguientes. Comenzó a cosechar importantes resultados. En Brasil, a falta de tres carreras para el mundial, Alonso lograría su primer título mundial. Era un 25 de Septiembre, y el asturiano se convertía en el primer español Campeón del Mundo, batiendo además el récord de piloto más joven en ganar el título. Además redondeó la temporada con la victoria en la última carrera (con un total de siete), y el mítico momento del “We are the champions” con el que celebraba junto a su equipo el título de constructores.

Así, al año siguiente Alonso luciría en su Renault el número 1. En las primeras carreras del 2006 quedaron dos cosas claras: Alonso estaba preparado para ser nuevamente campeón y su rival sería Schumacher, cuyo Ferrari parecía renacer tras un mal 2005. Ambos lograron cuatro de las cinco primeras carreras. Fernando pudo ganar por fin el Gran Premio de España, tras varios intentos. También ganó en Gran Bretaña (el primer gran premio donde se llevó la carrera, la pole y la vuelta rápida).

La temporada estuvo muy igualada. Se había anunciado ya que Alonso correría el año siguiente con Mclaren-Mercedes. Sin embargo el español quería terminar su etapa en Renault con otro título. Llegó a falta de dos carreras empatado a puntos con Schumacher, que había venido recortando distancias. Ambos tenían 116 puntos. Sin embargo, el infortunio se cebó con el alemán, que rompió su motor, y el título le quedó en bandeja a Alonso. Le bastaba lograr un punto en la última carrera. No sólo lo consiguió, sino que además quedó segundo, por delante de Schumacher (cuarto), el cual disputaba su última carrera en la Fórmula 1.

Recaló en la mítica escudería Mclaren para 2007. Compartía equipo con el novato Lewis Hamilton. Ya en la primera carrera hizo su primer podio (segundo en Australia), y en la segunda (Malasia) lograría su primera victoria, liderando así el Mundial. Siguió avanzando la temporada y se empezó a ver que sus rivales eran Raikkonen con el Ferrari y … Hamilton, su propio compañero. La ruptura entre ambos se consagró en el Gran Premio de Hungría. Hamilton denunció a Alonso antes los comisarios, quienes sancionaron con cinco puestos en la parrilla al español por haberle impedido dar una última vuelta durante la pole. A partir de aquí comenzó una tensa disputa entre ambos pilotos (aunque mucho más entre sus entornos y la prensa de ambos países) que no se arreglaría nunca.

A falta de dos carreras, en China, Alonso estaba lejos de Hamilton, a 12 puntos. Raikkonen estaba a 17 del inglés, que lo tenía todo para proclamarse campeón. Sin embargo cometió el ya famoso error en la puzolana y dejó la puerta abierta de cara a la última carrera en Brasil. Sin embargo, y aunque Hamilton seguía teniéndolo a favor, volvió a cometer dos errores graves, pero no fue Alonso quien le arrebató el título. Raikkonen, que había ganado en China y ganó la última carrera de Brasil, se alzó con el título del mundo. El menos esperado sorprendió a todos. Alonso fue tercero en la carrera y tercero en el Mundial. Pero su situación en Mclaren era insostenible, con lo que ambas partes decidieron rescindir el contrato.

Se especuló mucho y durante mucho tiempo sobre el futuro de Alonso. Hasta se llegó a hablar de un año sabático. Sin embargo y como se dice, la cabra tira al monte, y Alonso tira a Renault. Flavio Briatore estaba encantado de tenerle de nuevo y no dudó en firmarle el contrato que Alonso quisiera. Tenía de compañero a Nelson Piquet Jr. Pero habían cambiado muchas cosas desde su anterior etapa en Renault. El coche ya no era competitivo y Alonso a duras penas conseguía arañar algunos puntos. El equipo iba evolucionando, pero no terminaba de explotar. No consiguió ningún podio hasta que a falta de cuatro carreras, en el novedoso Gran Premio de Singapur, el primero nocturno, se hizo con una afortunada victoria.

El coche por fin parecía haber llegado a su tope, y repitió victoria en Japón, aprovechándose del accidente múltiple de la primera curva. Lo peor para Alonso y Renault es que la evolución había llegado demasiado tarde. Ya solo quedaban dos carreras. En la penúltima de China quedó cuarto, y en la última quedó tercero, escoltando por segundo año consecutivo en Brasil a los dos Ferrari.

La temporada 2009 fue un lastre para Renault. Fernando Alonso volvió a sacar más del 100% del coche, logrando un total de 26 puntos, incluido el podio de Singapur. Terminó el año noveno. Fue quinto en las carreras de Australia, España e Italia y puntuó además en las de Bahrein, Mónaco, Alemania y Europa. En Hungría obtuvo su pole número dieciocho, una pole que no lograba desde hacía 30 carreras.

Durante el Gran Premio de Hungría no le apretaron bien una tuerca en uno de sus neumáticos, y, tras regresar a pista, se le desprendió ese neumático. Tuvo que regresar a boxes y retirarse. La FIA le castigó con no correr el Gran Premio de Europa por "atentar contra la seguridad de pilotos y público", aunque finalmente le perdonaron.

En la carrera de Turquía dejó de ser el único piloto que había puntuado en todas las pruebas disputadas allí. En Alemania logró la vuelta rápida (su primera desde Monza 2007). En Gran Bretaña se convirtió en el décimo piloto con más grandes premios para un mismo equipo. En Bélgica cumplió 100 carreras con Renault y terminó el año con 105 grandes premios para la escudería francesa. En 2009 superó con creces a sus compañeros de equipo y no pudo hacer más.

Como siempre, se habló durante toda la temporada de su posible pase a Ferrari. Finalmente el culebrón terminó y se anunció su fichaje el 30 de Septiembre, antes del Gran Premio de Japón. Firmó un contrato de tres años que le ligaría a la mítica escudería italiana. Como seguía teniendo contrato con Renault, hasta 2010 no pudo vestirse con los colores de Ferrari, pero una vez hubo comenzado el año ya le pudimos ver con su nueva vestimenta.
Cascos de Alonso del 2001 al 2009 (antes de llegar a Ferrari)
En su primera carrera ya comenzó a escribir historia en Ferrari. Consiguió la victoria y el liderato del Mundial en Bahrein, por delante de su compañero Massa, dando a Ferrari el primer doblete del año. En Australia tuvo una buena actuación tras una mala salida y terminó cuarto. No pudo terminar en Malasia, en la tercera carrera, tras una rotura de motor. En China volvió a ser cuarto, tras un error anticipándose en la salida.
Problemas de Vettel y de Hamilton permitieron su segundo puesto en España. En Mónaco partía con opciones de ganar, pero un accidente en los libres del sábado hizo que saliera muy atrás y con una gran remontada alcanzara el sexto puesto. El Gran Premio de Turquía fue duro. El Ferrari no estuvo a la altura y Alonso sólo pudo ser octavo. Fernando volvió al podio en Canadá, con un tercer puesto que sin embargo supo a poco. Tampoco mejoró en Europa, donde fue octavo, ni en Gran Bretaña, donde recibió una sanción por adelantar a Kúbica y terminó decimocuarto.

El punto clave del campeonato fue en Alemania. Allí, Fernando Alonso terminó primero tras una evidente orden de equipo que llevó a Ferrari ante la justicia. Recibió numerosas críticas que sin embargo no afectaron a su rendimiento, ya que en las siguientes seis carreras logró tres victorias (en Italia ante los aficionados de Ferrari, en Singapur y en Corea tras rotura de motor de Vettel) y dos podios. Esos magníficos resultados le auparon a la primera plaza en el Mundial a falta de tan solo dos carreras. El doblete de Red Bull en Brasil hizo que perdiera puntos (terminó tercero), pero aún así tenía muy a su favor el Mundial de cara a la última carrera. Fue en Abu Dhabi.
El equipo se centró en Webber, tercero, y tras un fallo garrafal en la estrategia quedó tras Petrov, que le mantuvo tras de sí durante toda la carrera. Consiguieron contener a Webber pero no así a Vettel, tercer clasificado del Mundial, que finalmente fue el Campeón. Una oportunidad de oro perdida. Sin embargo, Fernando Alonso, aún dolido por la ocasión fallida, mandó un mensaje de apoyo: "Más que nunca, estoy enamorado de Ferrari". Además, anunciaba batalla para 2011: "el año que viene volveremos a intentarlo". Un año en el que Fernando dio todo lo que tenía y estuvo a punto de acabar de la mejor manera posible.

Sin embargo 2011 no fue la mejor temporada ni para el asturiano ni para Ferrari. Sin poles, con una sola vuelta rápida (en Gran Bretaña) y un único triunfo (también en Silverstone), solo pudo ser cuarto en el Mundial. Terminó con 257 puntos gracias a su regularidad, habiendo conquistado diez podios y quedándose sin puntuar solo en Canadá, donde tuvo que retirarse tras un toque con Button. Tras el Gran Premio de Gran Bretaña se colocó segundo en el campeonato, pero finalizó cuarto, aunque por delante de Hamilton y doblando en puntos a su propio compañero Massa. En 2012 volvería a ser el primer piloto de Ferrari, esperando que a la tercera fuera la vencida.

Pero no lo fue. Realizó la que tal vez sea su mejor temporada en la Fórmula 1, pero no fue suficiente. Aunque ganó la segunda carrera, la de Malasia, situándose líder, el monoplaza no era el mejor de la parrilla en la primera parte de la temporada. Sin embargo, rindió a un alto nivel y subió al podio en España (segundo) y Mónaco (tercero). Tras un quinto puesto en Canadá, llegó su victoria en el Gran Premio de Europa, el segundo puesto con pole en Gran Bretaña y la pole y victoria en Alemania. Tras el Gran Premio de Hungría, Alonso sacaba 40 puntos a Webber y 42 a Vettel. Pero en la segunda mitad de temporada Red Bull evolucionó mucho, y Vettel comenzó a dominar las carreras.
Tras su abandono en Bélgica, cuando Grosjean se llevó por delante a Hamilton y éste a Alonso, llegaron los siete últimos grandes premios, donde Alonso no bajó del podio salvo en Japón, cuando un toque nada más empezar con Raikkonen le hizo retirarse sin completar una sola vuelta. Cuatro terceros puestos y tres segundos, pero ninguna victoria, y ahí fue perdiendo todas sus opciones, a manos de Vettel, que sí vencía. Hasta la última carrera tuvo oportunidades Fernando de llevarse el tricampeonato, pero Vettel se llevó el gato al agua por tres puntos. Acabó con trece podios, tres victorias, y dos poles.

En 2013 repitio el Subcampeonato, pero esta vez no pudo acercarse a Vettel para luchar por el titulo con el; tuvo que conformarse con la segunda plaza y 2 victorias, mientras que Ferrari apenas logro la tercera plaza en constructores; en 2014 con las nuevas normas en el reglamento tecnico, una nueva era iniciaria para este gran campeon de F1.

2014 - ÚLTIMO AÑO EN FERRARI

El 20 de noviembre de 2014, Alonso confirma su marcha de Ferrari al término de la temporada. Finaliza la temporada sexto, su tercer peor resultado en la fórmula uno tras el 2009 y la temporada inaugural de Minardi en 2001.

2015 - REGRESO A McLAREN

El 11 de diciembre de 2014, McLaren - Honda reveló el regreso de Fernando Alonso al equipo y la estadía de Jenson Button, dejando a Kevin Magnussen como piloto de pruebas. Tras un fuerte accidente en los tests invernales de Barcelona, el piloto español no pudo disputar el primer GP de la temporada, disputado en Australia, por recomendación médica. El inicio de temporada fue muy complicado debido a los problemas de fiabilidad y de potencia del McLaren-Honda y del jovencísimo motor Honda.

Alonso vive una de sus peores temporadas en la F1, ya que abandonó en 5 de las 7 primeras carreras por problemas mecánicos. Finalmente, Fernando obtuvo un 10º puesto en el Gran Premio de Gran Bretaña, lo que suponía el primer punto de la temporada. Posteriormente, en Hungría, uno de sus circuitos favoritos, acabó 5º en una carrera loca, donde su compañero Jenson Button también puntuó, siendo esta la primera vez que puntúan los dos McLaren-Honda en un Gran Premio.

2016 - AÚN SIN COCHE GANADOR

La temporada comienza oficialmente con el anuncio de la destitución de Yasuhisa Arai, el hasta entonces jefe de Honda para la Fórmula 1. Los test de pretemporada celebrados en el circuito de Montmeló han resultado ser esperanzadores para el equipo anglonipón, los problemas de fiabilidad ya están solventados[cita requerida] y superan claramente a Manor, Sauber y Haas y se muestra superior a Renault y cerca de Red Bull y Williams lo que sitúa al equipo en media parrilla, como el séptimo equipo de once con grandes posibilidades de superar a más escuderías, algo muy positivo teniendo en cuenta que en la temporada 2015 tan solo pudieron superar a Manor y estar a la par de Sauber.

En la primera carrera del año (Gran Premio de Australia) el rendimiento del MP4/31 está por encima del año anterior y mejor de lo esperado, consiguiendo Fernando colocarse en el "Top Ten" en los dos primeros entrenamientos libres de la temporada firmando un buen inicio. Sin embargo Alonso es consciente de que ni en clasificación ni en carrera podrán estar tan arriba,[cita requerida] lo que se confirma en la clasificación, donde Alonso solo puede ser duodécimo. En carrera Fernando firma una gran salida, haciendo una gran carrera y estando o rozando siempre los puntos, pero en la vuelta 18, después de una errónea maniobra intentando adelantar a Esteban Gutiérrez, toca la rueda trasera izquierda del Haas del mexicano, pierde el control del coche e impacta contra el muro a más de 300 km/h y sufre uno de los peores accidente de su carrera deportiva. Las imágenes del accidente son impactantes, con el coche de Fernando destrozado boca abajo (quedando chasis y cockpit) pero, paradójicamente, el piloto logra salir por su propio pie del monoplaza. Debido a este accidente, y a sus lesiones, los médicos no le dejan correr en la segunda carrera del año, el Gran Premio de Baréin.

Tras sustituirle el joven Stoffel Vandoorne en Baréin, Fernando vuelve en el Gran Premio de China, donde confirma que el MP4/31 es un coche de mitad de tabla, clasificando 12º. En carrera no es capaz de avanzar de su posición de salida, y termina 12º. Dos semanas después, en el Gran Premio de Rusia, pese a no poder entrar en la Q3, efectúa una gran salida y manteniendo un gran ritmo logra el 6º puesto final, aunque lejos de los equipos de arriba. La llegada a Europa le viene bien a Fernando, que en España tiene un buen rendimiento entrando a Q3, pero en carrera se ve obligado a retirarse por un fallo en el motor. En Mónaco, se preveía un buen resultado, ya que el chasis del MP4/31 tapaba las deficiencias del motor Honda. Logra de nuevo entrar en Q3 (10º) y el día siguiente, el Circuito de Mónaco amanece bajo la lluvia. Fernando hace un auténtico carreron, tal de grandes pilotos, logrando el 5º puesto después de aguantar buena parte de la carrera a Nico Rosberg con el superior Mercedes, y a Nico Hulkenberg. Aunque se pudo ver beneficiado por una o dos retiradas, su ritmo y su conducción bajo la lluvia y la resistencia a Rosberg con un coche inferior, Fernando demostró sus cualidades como piloto.

En Canadá, Honda introdujo una mejora en su motor, logrando cuatro carreras consecutivas en Q3; en carrera, pese a la mejora de Honda, las deficiencias en su motor en el Circuito Gilles Villeneuve (circuito de motor) afloran y logra un 11º puesto. El comienzo de la gira europea no es bueno para Fernando; dos carreras seguidas con circuitos de motor (Azerbaiyán y Austria) no le vienen bien al coche de Fernando, y de hecho este, se tiene que retirar en las dos. En Gran Bretaña, casa de McLaren, Fernando logra meterse en Q3, pero en carrera se quedó de nuevo fuera de los puntos, encadenando cuatro carreras sin puntuar. En Hungría, el buen chasis del MP4/31 y una clasificación un poco loca, dejan a Fernando clasificar 7º (mejor clasificación) y a su compañero Button 8º. En carrera supo mantener la posición y consiguió un 7º puesto. Antes de terminar la gira europea, Fernando logra puntuar en Bélgica, donde Honda introdujo una importante mejora en su motor, ayudando a Fernando lograr otro 7º puesto.

En Alemania e Italia, no tuvo tan buena suerte, aunque en Italia logró la vuelta rápida, parando en las últimas vueltas, forzando su coche y dejando ver el máximo rendimiento de este. En Singapur y Malasia, después de casi corroborar el ser el 4º equipo de la parrilla, Fernando logró otros dos 7º puestos. En Japón, casa de Honda, donde todos creían a Fernando y McLaren entre el 5º y el 7º puesto, se llevaron una decepción; un inexplicable pobre rendimiento y una complicada carrera le dejaron conseguir un tan solo 16º puesto. En Estados Unidos, el rendimiento del coche era parecido al de Singapur y Malasia, y después de un final de carrera impecable e impresionante, logró un 5º puesto, el mejor de la temporada 2016 con McLaren-Honda. En unas pocas vueltas recortó una diferencia de 5 segundos con Sainz y Massa, y en una maniobra super agresiva y al borde de la legalidad adelantó al brasileño. Unas vueltas después, tras una fantástica batalla entre españoles, Fernando adelantó a Sainz y logró el ya mencionado 5º puesto.