Refrigeración de los frenos de un F1



Antes que nada, hemos de saber que la única manera legal de refrigerar los discos de freno en un F1, es usando el flujo de aire limpio como elemento enfriador y refrigerador. Para explicar este sistema de refrigeración, empezaremos por el principio.

Partes basicas de un freno de disco.

Todos sabemos, que a pesar de que la fibra de carbono puede soportar altas temperaturas, la refrigeración es fundamental para garantizar que los frenos sigan desempeñando su función a lo largo de las últimas vueltas de una carrera. Para que esto ocurra, el objetivo principal de todo ingeniero, es intentar que la temperatura de estos se mantenga alrededor de los 650ºC, ya que esta es la temperatura idónea, a la cual funcionan perfectamente este tipo de frenos.


Temperatura idónea de los frenos en F1

Para lograr esto, los discos de freno de un formula 1 presentan una serie de conductos, para facilitar la entrada de aire en el interior de la rueda proporcionando un flujo de aire constante en el sistema de frenos, que logre refrigerar los mismos.

Partes de un disco de freno de F1 (en inglés)
Algunos, si otros no, la mayoría de los equipos de hoy en día diseñan sus conductos de los frenos (3) divididos en dos partes separadas. Una, la más pequeña, es una entrada de aire que proporciona la refrigeración en la zapata (1).

Frenos de F1
La segunda y más grande dirige una corriente de aire hacia el centro del disco. A partir de ahí, las moléculas de aire fluyen a través de perforaciones de refrigeración del disco de freno (2) en la parte exterior del disco desde donde puede fluir a través de los radios de la rueda y salir de esta.

Perforaciones de los discos de freno de un F1
En la imagen que sigue podemos ver el recorrido lateral del flujo por el interior del neumático (en rojo) y del recorrido del flujo por la parte superior del neumático (en verde)

Vista trasera del recorrido del flujo por el interior del neumático (en rojo) y del recorrido del flujo por la parte superior del neumático (en amarillo)

Por tanto, la única manera de refrigerar los discos de freno en F1, es la de utilizar el flujo de aire. Para realizar este procedimiento, se necesita como hemos dicho que el aire dé por la parte frontal al coche, y sea en un momento en el que los frenos no estén siendo utilizados. Por ello, este lugar idóneo para refrigerarlos son, sin duda alguna, las rectas. Por eso, en los circuitos con largas rectas, no existe problema alguno de refrigeración con estos, pero por el contrario en circuitos en donde haya pocas rectas y se usen mucho los frenos, existen bastantes problemas con la temperatura de estos, ya que no hay casi tiempo para refrigerarlos.

Para facilitar aún más este proceso de refrigeración, muchos equipos idearon diferentes soluciones. Entre ellas caben destacar dos: (Haz click en los siguientes enlaces para ver la informacion)

- Conductos “L”
- Tapacubos