Aleta dorsal (Aleta de tiburón)



El Renault R30 presenta aleta dorsal
A principios de la temporada 2008, Red Bull Racing introdujo la “aleta dorsal” o “aleta de tiburón” en el recubrimiento del motor, dicha introducción en la parte posterior del chasis dio un aspecto radicalmente distinto a los monoplazas. Lentamente dicho elemento fue introducido o probado por el resto de equipos a lo largo de la temporada hasta que hoy día. Por ello a día de hoy, la montan la mayoría de equipos.
Primera aleta de tiburón o aleta dorsal inventada. Fue montada en el Red Bull RB4.

Dicha aleta está diseñada para mejorar la eficiencia cuando el coche realiza un viraje, debido a que redirige el flujo para prevenir una reducción de la downforce cuando el coche gira.
Conceptualmente hablando, esta aleta se trata de una superficie plana, que tiene la función de encauzar adecuadamente el flujo hacia el alerón. Esto se obtiene, gracias a que esta separa el flujo proveniente de la proa del monoplaza, en dos flujos (uno por la derecha de esta, y otro por la izquierda), con lo que impide que ambos flujos se junten, y así lleguen más limpiamente al alerón trasero, es decir con menos turbulencias, con lo que se obtiene un mayor rendimiento de este.

Esta es la primera aplicación. De todas formas y teniendo en cuenta este objetivo, dicha aleta, trabaja de dos maneras:

1-Por una parte, divide al coche por la mitad, con lo que ”impide físicamente” que el flujo pase de un lado a otro, mitigando las turbulencias que se producen. El flujo que resbala por la superficie de la aleta, y debido al ”efecto Coanda”, se adecua a la superficie pegándose. Ello es así debido a la viscosidad y por tanto a la fricción, bien es cierto que aumentará la drag, pero los beneficios alcanzados en términos de lift, son mayores, con lo que compensa una cosa con otra.
Una de las funciones de la aleta dorsal es separar el flujo que circula por el lado derecho del monoplaza (en verde), del flujo que circula por el lado izquierdo (en amarillo).

2. Por otro lado, existen otros dos aspectos muy evidentes:

Por una parte, sirve para estabilizar la dinámica del coche en curvas, ya que como hemos dicho antes, evita que los diferentes flujos se junten, con lo que cada uno de ellos tiene su propio recorrido, sin toparse en su camino con los otros flujos, todo e independientemente de la dinámica del monoplaza.

Por otra parte, también ayuda para situar el centro de presión lateral y global del coche, allí donde se requiera en cada momento. Ya que dependiendo de la dinámica del coche en cada momento, el centro de presión lateral y global del coche variarán a depender de esta.

Aleta de tiburón Ferrari F2008

Para más información sobre la aleta dorsal, ve a la siguiente dirección:
http://formulauno-auto.blogspot.com/2017/02/la-aleta-dorsal-en-la-f1-el-regreso-de.html#1