Gilles Villeneuve - El príncipe de la F1


Joseph Gilles Henri Villeneuve, nacio en Berthierville, Quebec, Canadá, el 18 de enero de 1950, murio en Zolder, Bélgica, el 8 de mayo de 1982 fue un piloto canadiense de Fórmula 1.

Durante finales de los años 70 y principios de los 80, Villeneuve era un piloto valiente, que conducía al límite y que no temía a la muerte. Debido a este pilotaje fue testigo de muchos trompos y accidentes. La mayor parte de su carrera la realizó en el conjunto de Maranello, Ferrari, siendo considerado como un héroe por los tiffosi. Hombre de equipo, aceptó sin problemas ser el "escudero" de Jody Scheckter para que este se pudiera llevar el título en 1979. Murió en el Gran Premio de Bélgica de 1982, en la tanda de clasificación.

En un choque con el alemán Jochen Mass, su Ferrari salió volando y tras un violento primer impacto, Gilles salió despedido del habitáculo chocando fatalmente contra la pista y las vallas de protección. Murió en el acto. No llegó a coronarse nunca como campeón del mundo, pero su espectacular forma de pilotaje lo convirtieron en una leyenda de la Fórmula 1. La increíble lucha que mantuvo con el francés René Arnoux en el circuito de Dijon-Prenois en el Gran Premio de Francia de 1979 (rodando emparejados y sacando su monoplaza fuera de la pista si era necesario), es parte ya de la historia de la Fórmula 1.

Luego de su muerte, el autódromo actualmente usado para el Gran Premio de Canadá pasó a llevar su nombre: Circuit Gilles Villeneuve.

Su hijo, Jacques Villeneuve, fue piloto de Fórmula 1 hasta el año 2006 y se proclamó campeón del mundo en 1997 cuando corría en el equipo Williams-Renault, en su segundo año en la Fórmula 1.